Uncategorized

Akadimia Platonos (2009)

Play Podcast
3 min. and 17 sec.
Play Podcast
3 min. and 17 sec.

Akadimia Platonos es un barrio situado al noroeste del centro de Atenas, la capital de Grecia. El nombre de esta área viene de la Academia de Platón. Está densamente poblada por gente que vive principalmente en edificios bajos de dos plantas.

En este escenario se sitúa la película Akadimia Platonos, escrita y dirigida por el griego Filippos Tsitos. La cinta, proyectada en el Festival de Cine de Locarno en 2009, se centra en un tema clave: las tensiones interculturales que surgieron en Grecia en aquel momento, justo cuando la opinión pública internacional empezaba a ser consciente de la crisis económica. Presentada en forma de comedia, la película cuenta la historia de los propietarios de cuatro pequeñas tiendas que abren sus persianas metálicas cada día y se sientan juntos a beber y a hacer comentarios racistas sobre los albañiles chinos y albaneses que trabajan en las obras del barrio. La madre de uno de ellos, que sufre amnesia grave, presenta un segundo asunto clave en la historia: la memoria y la capacidad de transformar el pasado dependiendo del presente.

Mientras que en la academia de Platón se discutía sobre filosofía y sobre el orden del mundo, en la plaza suburbana de Akadimia Platonos los descendientes de la antigua cultura griega beben, juegan al fútbol e insultan a los inmigrantes. Esta representación irónica acentúa el contraste entre los intercambios de comentarios xenófobos y los antiguos diálogos platónicos sobre el colectivismo y la creación de ciudades ideales.

Filippos Tsitos nació en Atenas en 1966, estudió marketing en la Universidad de Atenas y empezó a trabajar como director de fotografía y asistente de dirección en varios documentales. También hizo de productor en varios programas de música en la radio. Más tarde se mudó a Alemania (el país que coprodujo Akadimia Platonos junto a Grecia), dónde se especializó en dirección en la Academia Alemana de Cine y Televisión de Berlín. Sus habilidades narrativas se hicieron patentes en los cortometrajes que dirigió, especialmente en Parlez-moi d’amour, ganador en 1994 del Concurso Alemán de Cortometrajes. En él relata la historia de dos inmigrantes en Alemania, un griego y un ruso, que se conocen en un bar e intentan mantener una conversación aunque no hablan el mismo idioma. Su primer largometraje, My Sweet Home, fue seleccionado en el Festival de Berlín de 2001 y narra la divertida historia de una despedida antes de la boda entre una mujer alemana y un estadounidense en el exilio.

Tsitos explica que «fue el hecho de estar lejos de Grecia, de dejar mi país, lo que me hizo querer estudiarlo y entenderlo». Y añade: «fue después de llegar a Berlín cuando me empecé a interesar de verdad en mis orígenes. Empecé a escribir historias y a crear mi visión personal de Grecia.  Para ser capaz de desarrollar una perspectiva mordaz y original necesité tomar cierta distancia desde un punto de vista geográfico».

Now playing:
Featured Posts