Uncategorized

Eat Sleep Die (2012)

Play Podcast
3 min. and 49 sec.
Play Podcast
3 min. and 49 sec.

Come, duerme, muere (título original: Äta sova dö; título internacional: Eat, Sleep, Die) es el primer largometraje dirigido por Gabriela Pichler, una cineasta sueca de padres bosnios y austríacos nacida en 1980.

La película es una producción de bajo presupuesto estrenada en 2012, interpretada por actores no profesionales y ambientada en lugares de la vida real de la directora, incluyendo su propia casa. La película tuvo una buena acogida por parte de la crítica y el público sueco. En la edición de 2012 de los Guldbaggen (los premios del cine de Suecia, equivalentes a nuestros Goya), la película ganó en cuatro de las categorías más importantes: mejor película, mejor dirección, mejor actriz protagonista y mejor guion original. Debido al contenido de la película y a la importancia del tema que trata, la cinta se proyectó en una sesión especial en el parlamento sueco. Además, la obra se alzó con el premio del público de la Semana de la Crítica del festival de cine de Venecia de 2012 y fue elegida para representar a Suecia en la carrera por el Oscar a la mejor película en lengua no inglesa al año siguiente, aunque no consiguió estar entre las cinco nominadas.

Gabriela Pichler está muy familiarizada con la historia que narra en esta película. Después de pasar su niñez y su adolescencia en los suburbios de Estocolmo, en 2003 decidió dejar su trabajo a tiempo completo en una fábrica de galletas para matricularse en la escuela de cine de Gotemburgo. Allí realizó varios cortometrajes, entre los que destaca Skrapsär (Rasguños), con el cual se graduó en 2008. En él cuenta la historia de unos adolescentes que se aventuran en una zona industrial abandonada, quizás para vivir o simplemente para pasar el rato; siempre en busca del amor pero sin mostrar sus emociones por miedo a ser vulnerables. En 2009 ganó el Guldbaggen en la categoría de mejor cortometraje y en 2010 el premio del público en el festival internacional de cortometrajes de Uppsala, además de participar en varios otros festivales internacionales.

Pichler explica que su intención creativa en Come, duerme, muere era “hacer una película sobre una parte de la sociedad que siempre he apreciado pero de la que a veces me avergüenzo de formar parte. Los suecos no tienen una buena imagen de la inmigración y el asilo político. Quiero ser parte del proceso de redefinir la identidad nacional de Suecia. La historia de la protagonista tiene mucho que ver con su identidad y la forma en que la gente la ve, pero también muestra la experiencia de mucha gente joven en estos tiempos de crisis económica en Europa, donde el desempleo alcanza cuotas muy altas y las contradicciones internas de la sociedad no hacen más que aumentar. También quise darle mucha importancia a la relación personal entre padre e hija que nunca vi en las pantallas cuando era niña”.

Debido a su forma de dirigir, muchos críticos comparan a Pichler con los hermanos Dardenne, lo que para la directora sueca es todo un orgullo, ya que los considera su inspiración. Otros directores que le han influido mucho y que admira son, por citar algunos, Claire Denis, Wong Kar-Wai y Milos Forman.

 

Michele Marangi

Now playing:
Featured Posts